Su estancia en una familia americana: ¡Unas cuantas metidas de pata para evitar!

Publicado el : 11 agosto 20205 tiempo de lectura mínimo

¿Va a quedarse con una familia americana de vacaciones o en un viaje de idiomas? Una gran experiencia está en el horizonte: conocer gente diferente, descubrimiento, aventura, nuevas actividades… Sin embargo, durante su estancia, debe saber adaptarse bien para que la convivencia sea fluida. Aquí hay una lista de cosas que hay que evitar.

No se abra a los demás

¿Tiene un carácter bastante introvertido? Durante su estancia en una familia americana, es importante superar esta timidez. De hecho, la comunicación sigue siendo la mejor manera de establecer un vínculo con los demás. En cuanto llegue, tómese el tiempo de hablar con sus anfitriones para conocerse mejor: personajes, pasatiempos, restricciones dietéticas… Este intercambio también le permitirá aprender un poco más sobre la cultura local, las especialidades culinarias y otros aspectos de la vida en los Estados Unidos. Cualquier viaje al extranjero también requiere una buena capacidad de adaptación a las cosas nuevas (entorno, estilo de vida, costumbres, etc.). Atrévese a salir de su zona de confort y acepte esta diferencia cultural. Es la mejor manera de tener una experiencia emocionante y aprender un poco más sobre el mundo.

Escapar de las actividades familiares

Para usted, quedarse con una familia americana significa simplemente alquilar una habitación con un local… ¡No es así! De hecho, el compartir y la convivialidad están en el corazón de la relación entre anfitriones e invitados. Para crear este vínculo, no dude en participar en las diversas actividades organizadas por su familia de acogida: entrenamiento deportivo, visitas turísticas, salidas a restaurantes, etc.

En los Estados Unidos, la noción de compartir es muy importante. Así, la comida es un momento único en el que toda la familia se reúne y discute sobre su vida cotidiana. No pierda esta oportunidad única de compartir un momento agradable con sus invitados en torno a una sabrosa comida. Abrirse a los demás también significa introducir sus tradiciones, costumbres y especialidades culinarias a su nueva familia temporal. Esté orgulloso de sus orígenes y muestre al mundo las especificidades de su país. De vez en cuando, no dude en preparar una comida para que los invitados puedan descubrir los platos típicos de su país natal. Su familia anfitriona ciertamente apreciará esta delicada atención. Gracias a estos programas, estará totalmente inmerso en el modo de vida americano. Aproveche el momento presente para enriquecer sus conocimientos, hacer actividades y vivir nuevas experiencias. Además, el viaje es una maravillosa aventura humana. Los hermosos recuerdos dejarán una huella en su corazón y le ayudarán a desarrollarse plenamente a nivel personal. Es una pena ir al extranjero sólo para terminar aislado en una habitación. Esta actitud casera es una fuente de frustración para usted y sus invitados. Sentirá como si hubiera desperdiciado parte de su vida o sus ahorros al planear este viaje a los Estados Unidos.

Romper las reglas de la casa

En cada familia, siempre hay reglas para facilitar la convivencia: comidas, toques de queda, limpieza e higiene, buenos modales… A pesar de su estatus de huésped, no piense en desviarse de ellos. Su nueva familia interpretará su anarquía como una falta de respeto. Esto puede crear conflictos y tensiones en el hogar. Durante su estancia en una familia americana, muestre lo mejor de sí mismo mostrando disciplina y respeto por los demás. Las palabras mágicas (gracias, lo siento, por favor, etc.) y los cumplidos sinceros deben usarse sin reservas. No olvide los buenos modales durante su estancia, incluyendo ayudar con las tareas domésticas. De hecho, su presencia no debería ser una carga para todos los miembros de la familia.

Interferir en la vida privada de los miembros del hogar

Dentro de cada familia, hay conflictos y discordias. Durante su estancia, puede ser testigo de violentas discusiones entre padres o hijos. Lo malo es participar en estos altercados. Incluso si su acción está destinada a aliviar las tensiones, debe saber que esto no es aceptable. De hecho, los asuntos familiares se resuelven dentro de la familia. Durante su estancia con una familia americana, asegúrese de mantener su lugar como huésped aunque haya creado una buena afinidad con sus anfitriones. La actitud a adoptar es escabullirse durante las discusiones violentas. Cuando regreses, los problemas se resolverán. La noción de privacidad también es esencial en cualquier sociedad. No viole esta regla interfiriendo en las relaciones entre padres o en los asuntos amorosos de los niños. Su intervención puede ser percibida mal por otros, especialmente si causa discordia. Durante su estancia, se pueden formar fácilmente amistades con los anfitriones. Si un miembro de la familia le confía su vida amorosa, debería ser capaz de guardar un secreto para preservar este vínculo.

El lenguaje de los SMS en inglés: algunos elementos esenciales del lenguaje
Cada país tiene sus propias tradiciones: ¿Cuáles son las de los americanos?

Plan du site